Cargando...
Espere por favor.

menu

Patología Del Testículo

Torsión testicular (espermatocele)

 

La torsión del testículo se considera una urgencia quirúrgica, ya que si no se establece el tratamiento en un plazo de aproximadamente seis horas puede evolucionar hasta el infarto de testículo, con la consiguiente pérdida del órgano.

Es más frecuente durante la adolescencia. Suele afectar a ambos testículos con igual frecuencia. Tras un estímulo físico intenso, un traumatismo, un coito o incluso durante el sueño puede producirse la rotación del cordón espermático.

El paciente presenta dolor testicular de aparición brusca que se intensifica al elevar el testículo afectado. No hay fiebre. El hemiescroto afectado presenta signos flogóticos como enrojecimiento y edema, dependiendo del tiempo de evolución. El testículo se encuentra ascendido y horizontalizado.

El diagnóstico confirmatorio es con la ecografía Doppler testicular, que detecta la ausencia de aporte sanguíneo.

La torsión testicular es un cuadro de escroto agudo que requiere tratamiento quirúrgico urgente. Si el testículo está viable, se realiza la Orquidopexia (fijación testicular). Si el testículo no es viable, se realiza la Orquiectomía (extirpación testicular) y Orquidopexia del testículo contralateral.